Saltar al contenido
Reproducción Asistida

Tratamientos de Reproducción Asistida

Tratamientos reproducción asistida

Son muchas las personas que de forma individual o en pareja deben recurrir a un tratamiento de reproducción asistida para poder tener un hijo.

Afortunadamente la efectividad y la implantación de estas técnicas no dejan de crecer en los diferentes países.

Los tratamientos de reproducción asistida se consideran de baja o alta complejidad en función de que la unión del óvulo y del espermatozoide se realice dentro o fuera del cuerpo de la mujer.

Son tratamientos de baja complejidad la inducción de ovulación, la estimulación ovárica, el desencadenamiento de la ovulación y la inseminación intrauterina.

Entre los principales tratamientos de reproducción asistida de alta complejidad destacan la fecundación in vitro y la inyección intracitoplasmática de espermatozoide.

La inseminación puede llevarse a cabo con semen de la pareja de la mujer receptora o bien procedente de donante.

Los tratamientos de reproducción asistida pueden combinarse con otras técnicas avanzadas como donación, criopreservación o diagnóstico genético preimplantacional de ovocitos y embriones.

Cada país y en concreto la sanidad pública de cada país puede definir los servicios que ofrece así como el límite de edad de los usuarios para acceder a éstas técnicas.