Saltar al contenido
Reproducción Asistida

Riesgos de Donar Óvulos

Riesgos de donar óvulos

Los riesgos de donar óvulos no son cero pero son excepcionales gracias al control estricto que realizan los responsables médicos.

En la clínica son explicados en la sesión informativa y detallados en el documento que firma la donante. Te los comentamos en este artículo.

Riesgos del tratamiento

Torsión ovárica

Debido al aumento de tamaño del ovario, consecuencia de la estimulación, existe riesgo de que el ovario gire sobre sí mismo.

Evitar los movimientos bruscos y las relaciones sexuales los días previos y posteriores a la extracción de los óvulos reduce drásticamente el riesgo de torsión ovárica.

Síndrome de Hiperestimulación Ovárica

Una respuesta exagerada a la medicación podría comportar el Síndrome de Hiperestimulación Ovárica siendo en estos casos el embarazo un factor de riesgo. Las donantes están prácticamente exentas de este riesgo, al no perseguir el embarazo, y por la aplicación de dosis de medicación suavizadas así como de fármacos específicos.

Riesgos de la punción ovárica

Hemorragia

La extracción de los óvulos comporta el riesgo de hemorragia. La analítica previa a la punción permite controlar el nivel de coagulación y en la mayoría de casos en que se produce sangrado de la superficie del ovario éste remite espontáneamente con un poco de reposo.

Lesión de órganos pélvicos

Aunque el riesgo es muy bajo hay que tener presente la posibilidad de lesión de los órganos cercanos a los ovarios que podría llegar a requerir cirugía.

Infección

El riesgo de infección es prácticamente nulo al suministrarse antibiótico para prevenirla e intervenirse en quirófano.

Riesgo de la sedación

Las clínicas mayoritariamente sedan a las donantes durante la punción de los óvulos.

El anestesista controla, antes y durante la punción, el riesgo implícito de la sedación y aunque se duerme totalmente a la donante, las dosis aplicadas son las mínimas necesarias para que la duración de la sedación sea de unos pocos minutos.

Esta publicación complementa pero no sustituye la consulta médica personalizada

¿Tienes alguna duda sobre este tema? Haznos llegar tus comentarios